Un asunto de Familia (2018)

Llega a nuestras carteleras la propuesta nipona para los Oscars 2019, un camino que quizás le lleve a la estatuilla dorada (de momento está entre las 9 semifinalistas) tras llevarse muchísimos premios en todos los festivales por los que ha pasado.

Estamos ante la ganadora de la palma de oro en Cannes y el premio Donostia en el festival de San Sebastián.

Obra del director (y aquí también guionista) Hirokazu Koreeda.

Estrenada bajo diferentes títulos en los diferentes países por donde ha pasado Somos una familia en Argentina, Manbiki kazoku en su idioma original y Shoplifters en la versión inglesa, nos cuenta una historia muy humana, nada heroica, nada ejemplar, pero con un mensaje y una fuerza descomunal.

Nos parece curioso, que la versión inglesa, más que a la familia, hace referencia al qué se dedican… pues este maravilloso retrato underground se centra en una familia muy poco convencional, en la que alguno de sus integrantes se «gana la vida» con pequeños hurtos, de ahí el «shoplifter».

Por eso la traducción literal del título original japonés sería «Shoplifting Family», pero supongo que «Una familia de ladronzuelos» no les gustó a los que traducen aquí este tipo de cosas.

¿Qué mantiene unido a este grupo de "perdedores"?
¿Qué mantiene unido a este grupo de «perdedores»?

No estamos, por lo tanto, ante la típica familia ni situación que esperamos encontrar en Japón, pues aquí vemos toda una serie de «perdedores», de gente que ha decidido «formar una familia» entre ellos para ayudarse, para vivir al margen, en precario, pero con un apego de lo más particular: Abuelas que viven de pensiones más o menos legales… y mantienen en un cuchitril a hija, el «marido» poco convencional de esta, niños recogidos de la calle y sus respectivas problemáticas. ¿Qué les mantiene unidos? ¿Que secretos se ocultan? Esas respuestas se desgranan a lo largo de las más de dos horas que dura esta aplaudida propuesta.

Ya os aviso que los personajes aquí tienen todos miga, no son siempre lo que parecen, las apariencias siempre engañan y todos navegan en los claroscuros de unas vidas marcadas por el fracaso, aunque en algunos casos, con integridad, o como mínimo con una razón de ser.

La gran pregunta que formula la cinta vendría a ser ¿Qué establece los vínculos más fuertes en las familias? ¿El vínculo de sangre? ¿El apego? ¿El amor incondicional?… cada espectador tendrá una respuesta diferente, de eso estamos seguros.

Los actores están fantásticos, maravillosos, de los más pequeños a la mayor, quien por cierto, precisamente Kirin Kiki, quien interpretaba a la anciana/matriarca del clan, realizó su último trabajo en esta película, pues falleció poco después, descanse en paz esta maravillosa actriz.

El punto de partida de la película se centra en el momento en que esta atípica familia encuentra en la calle a una niña que muestra síntomas de ser maltratada, no dudan en ayudarla, en darle cobijo, y por lo tanto en añadirla a esta disfuncional familia.

Lo mejor de la cinta es que aunque golpea al espectador, muestra solo lo necesario, no necesita mostrarnos las acciones de malos tratos, de desprecio, sólo con ver las consecuencias de sus vidas, su dolor, las mochilas que llevan encima y como les hace sufrir es más que suficiente, sólo por eso ya se merece una nota alta el aclamado director de la cinta.

Sin duda la mejor fotografía de la película, maravillosa.
Sin duda la mejor fotografía de la película, maravillosa.

Sin duda estamos ante una propuesta muy interesante, pero que requiere de una actitud del espectador muy concreta, empatizaremos con ellos y lo que les pasa, pero no del todo, nos sentiremos próximos a ellos, pero también lejanos.

El final es agridulce, gustará a muchos, pero también decepcionará a otros, pero sin duda es el mejor final posible para golpear la conciencia del espectador.

Nos es lo que querríamos ver, pero es como la vida, agridulce.

Recomendada a los fans de la cultura japonesa, de los dramas familiares, de las vidas de personajes que sufren pero que nos permiten aprender de sus vidas y decisiones.

Abstenerse los que en estas fiestas quieran reír y divertirse, esta es de esas pelis que te dejan mal cuerpo, aunque de las reflexiones se aprende y se sale mejor persona y con ganas de abrazar a toda tu familia y decirles que les quieres.

Vista en los cines Boliche, el lunes 17/11/18

  • Puntuación en asteriscos: 8,2 ********
  • Dirección: 9 *********
  • Fotografía 7 *******
  • Reparto: 8,5 ********
  • Banda Sonora: 7 *******
  • Guión: 8 ********
Share Button

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies