Predator

Las sesiones matinales me encantan. Por eso decidí ver «Predator» en horario vermutero. Cine, comida con los colegas y tertulia sobre uno de los personajes más molones del espacio. ¿Planazo, no?

El señor «rastas espaciales» tiene unas cuantas películas a sus espaldas. Cuatro o seis dependiendo si quieres contar las de «Alien vs Predator» (tú mism@). En ningún caso se había llegado al impacto que causó Scharzenagger enfrentándose a este alienígena con tendencia a coleccionar los cráneos de sus presas. En la segunda entrega de la saga se había llevado al «cara colmillo» a la ciudad de L.A, en la tercera habían sido los humanos los que visitaban el planeta de los Predators, tenía muchas ganas de ver qué tenían pensado para nuestro Bob Marley del espacio en la que tenía que ser la entrega definitiva.

La idea que nos presenta este nuevo episodio dirigido por Shane Black es un poco pobre. Resulta que los Predators quieren ser más fuertes y están buscando el ADN de los depredadores más letales del universo para hibridarse con él y llegar a ser un «Súper Predator».  Los guionistas no se esforzaron mucho, no? El problema no es ese. El problema es la película enterita.

Voy a ser sincero, me ha parecido un verdadero despropósito. Me pregunto si su idea era cargarse la saga para poder hacer un reboot dentro de unos años.

Un Predator pidiéndole explicaciones a uno de los guionistas
Un Predator pidiéndole explicaciones a uno de los guionistas

Los personajes no tienen sentido alguno. Ejemplo: una científica que no ha tocado un arma en su vida de repente es la «leche» con las armas y se enfrenta a un predator con un cuchillo. Ole tus huevos morenos!




El protagonista es el rubito gracioso de turno que da bandazos porqué no sabe muy bien qué hace en la película. El grupito de «soldaditos» que acompañan a nuestro marine es de traca… pero de traca de la mala, de esas que no explotan y hacen un bluff cuando les has encendido la mecha.

Los guionistas no entiendo muy bien que estaban pensando. No me gusta criticar el trabajo de los demás pero es que me han hecho perder el tiempo viendo un descalabro de acción humorística sin sentido.

En definitiva, es de las peores películas que he visto en mucho tiempo.

Claro que grita...de dolor al ver la película
Claro que grita…de dolor al ver la película

No sé si soy el único pero ¿nadie tiene ganas de ver la civilización de los Predators? Ver sus ciudades, cómo hablan entre ellos, cómo se relacionan… No sé, conocer a estos «cabrones» espaciales. Para mi este era el siguiente paso, está claro que para Hollywood no.

P.D. El final es para tirarse por la ventana de un quinto piso.

Share Button

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies