Hell Fest (2018)

Con Hell Fest nos llega una nueva propuesta de cine de terror, una nueva oportuniad para jugar a dejarnos asustar y estremecer con cada una de las muertes que sucederán a lo largo de los habituales 90 minutos de metraje (Eso no es spoiler, es evidente que aquí no terminarán todos la peli) y más oportuno no puede ser otro estreno de esta temática a medida que se acerca la mítica noche de Halloween.

En realidad la propia acción se sitúa precisamente en la noche más terrorífica del año. Así nos toca volver a pasarlo mal/bien.

Es ya tradición, con la llegada del frío (Al menos en España desde donde os hablamos, el sudamerica lo asociaréis al calor), que llegue el cine de terror, y por estas tierras, además, acompañado por el festival de cine de Sitges. Por lo tanto frío, calabazas, halloween, ya me entran escalofríos sólo de pensarlo.

Aquí nos llega la enésima versión de películas de «cuchillazos» (El Slasher), en esta ocasión «Hell Fest» trascurre en un marco incomparable que diría el clásico, pues se trata de un parque temático de terror. Un parque de atracciones lleno de gente disfrazada de asesinos y monstruos con la intención de asustarte… ¿Qué podría salir mal?

Si el mítico "Candyman" está en el festival, yo no me fiaría.
Si el mítico «Candyman» está en el festival, yo no me fiaría.

La sinopsis como tal va tal que así:

Durante el fin de semana de Halloween, Natalie (AMY FORSYTH de THE PATH) visita a su mejor amiga Brooke (la tres veces nominada al Emmy REIGN EDWARDS de BELLEZA Y PODER), sin saber que su compañera de cuarto Taylor (BEX TAYLOR-KLAUS de la serie de televisión SCREAM) y los novios de éstas, Quinn (CHRISTIAN JAMES) y Asher (MATT MERCURIO), tienen pases VIP al Hell Fest, un extravagante y desmesurado carnaval itinerante de terror que va estar en su ciudad. Natalie, que no es ninguna fan del terror, ni de Taylor, ni de ser una sujeta-velas, sólo se une al grupo cuando se entera de que su amor platónico, Gavin (ROBY ATTAL), le ha comprado un entrada…

… el problema es que no se pueden ni imaginar lo que se encontrarán dentro del parque, un asesino que se hará pasar por empleado del festival para asustar, con la particularidad que él lo hará en «Modo Asesino» y no en «Modo Miedo».

A mi de partida el género del slasher no me termina de gustar, lleva ya muchos añoscon nosotros, y aunque a veces luce y en otras desaparece,siempre cumple una serie de pautas, de clichés que se repiten una y otra vez sin mucha variación o originalidad.

Básicamente se trata de que hay alguien que, sin que nos de demasiadas explicaciones, le da por matar a todo el/la que se lo ponga por delante. Un asesino que se queda con tu cara pero que acostumbra a no mostrar la suya tras una grotesca máscara.

Además se cumple la tradición, esa manida liturgia de que le faciliten muchísimo «la tarea» cuando la víctima toma la mala decisión de quedarse solo/a. ¿Pero cómo se os ocurre criaturas?

No te quedes nunca sola!
No te quedes nunca sola!

Consejo: Si váis en grupo… no os apartéis de ellos.

Otro cláisco: Ser amigo/a de la protagonista te da un altísimo porcentaje de posibilidades de palmarla a las primeras de cambio.

Yo de ellas no entraría
Yo de ellas no entraría

Ser rubia tampoco ayuda, y si eres rubia y amiga de la protagonista fijo que serás de las primeras en ser asesinada.

Poco ofrece esta cinta que no hayamos visto antes.
El lugar, el entorno en el que sucede toda la acción sí me parece original, este parque temático del terror lo tiene todo para gustar al público adolescente, y al no tan joven pero deseoso de ver detalles y figuras a modo de guiño a los «clásicos» del género.

Aunque el hecho que un asesino con máscara se camufle en un parque repleto de actores que encarnan papeles de asesinos míticos… pues claro, es como diría el clásico de Dani Rovira, lo de buscar a Wally en el Vicente Calderón (Ahora Wanda metropolitano).

Pero os aviso, si habitualmente no os terminan de llenar estas películas tipo Scream, Halloween, Viernes 13, Los extraños… pues como que esta tampoco os dirá gran cosa.

Si por el contrario sois fanáticos del slasher, cuchillos y todo tipo de utensilios punzantes que sirvan para destripar a las víctimas, esta es vuestra película.

Destaco una de las muertes, que pone los pelos de punta, consejo «Andaros con… ojo» y hasta ahí podemos leer.

Esperemos que os guste, aunque ya os digo, con 20 minutitos menos a mi me habría llenado igual, y eso que no se va por las ramas, enseguida entra en acción, y prosiblemente eso es lo que sorprende que te pasas muchos minutos, quizás demasiados, sufriendo con y por las protagonistas.

Por cierto, la escena final, es casi de más irónico de la cinta, un acierto, una crítica mordaz a la sociedad del doble rasero. Por lo tanto sorpresas hasta el final.

Visionado: Cine Texas. Barcelona

Valoración en asteriscos. 5,5 ***** No es mi género favorito, pero me ha entretenido.

Cumple las expectativas, no defrauda, pero esperaba un pelin más. Me falta algo… y mucho me temo que tendremos segunda parte, creo que no me equivocaré si en uno o dos octubres vemos la segunda parte.
En lo positivo una de las muertes, que genera esa tensión tan chula que sólo este tipo de pelis puede lograr. La del ojo… buff, qué angustia. Os gustará, que os conozco.

Share Button

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies