Blackwood

Las mansiones victorianas siempre me han gustado y horrorizado por partes iguales. La presencia de esas paredes es tan espeluznante como las historias que se han dado en ellas.
Rodrigo Cortés usa una de estas mansiones para intentar ponernos la tensión/miedo en el cuerpo. Las anteriores películas de Cortés siempre han navegado por las aguas del thriller ya sea mediante la asfixiante «Buried» (con el asfixiante  Ryan Reynolds) o «Luces  rojas» (con un plantel de actores de lo más espectacular).
En «Blackwood» vuelve a tocar el thriller pero desde un punto más sobrenatural, mucho menos terrenal que en sus anteriores trabajos. Unas estudiantes seleccionadas por ser pésimas en sus respectivos colegios, son recluidas en la mansión que regenta Uma Thurman. La idea es que bajo su tutela conseguirán llegar a lo más alto de sus aspiraciones. Llegarán más allá de sus posibilidades. Los métodos que usará la directora del centro puede que sean discutibles o no…vosotros lo valoraréis.
Uma Thurman es lo mejor de la película. Muy conseguido ese acento francés que le da ese toque elitista al personaje.
El resto de la película es muy floja. La historia es sencilla y eso es de agredecer en estos tiempos en que parece que, cuanto más complicado mejor. Ser sencillo no significa ser simple y simple no significa aburrido pero en esta ocasión está todo tan mascado que no sorprende nada. A mi me llegó a aburrir en determinados momentos.

Fotograma de Blackwood
Fotograma de Blackwood

Se ve a la legua lo que harán las estudiantes y como acabará todo. La fala de ritmo me afectó y consiguió que perdiera el interés en algunos momentos del film. Debo deciros también que algunas de las personas que había en la sala parecían sufrir (en el buen sentido).
El juego de luces es importantísimo en este tipo de películas y más cuando pasa en una mansión con escondrijos y lugares secretos pero…. Llevar una linterna y que se apague a media excursión por la mansión está muy, muy y muy visto. Ser sencillo no significa que no sea original y puede que más que falta de luz, esta película peca de falta de originalidad y gracia al explicar y desarrollar la historia.

«Blackwood» ha sido una pequeña decepción en este caluroso verano pero debo decir, que el trabajo de Rodrigo Cortés nunca me ha llegado a emocionar así que tampoco me toméis muy en serio.

Share Button

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies