Annihilation

Estamos entrando (o mejor dicho ya lo hemos hecho) en un nuevo concepto en el visionado de las películas. Antes el primer lugar donde podías ver una película era el cine. Más tarde salía en alquiler y al final la daban en algún canal de televisión. Olvidémonos ya de todo esto. Las plataformas, como NETFLIX, han hecho estallar por los aires este sistema.

Annihilation es el ejemplo perfecto.

Esta película como muchas otras (Mute, Cloverfield Paradox, Bright…) se han estrenado directamente en NETFLIX, sin pasar por salas comerciales y sin que eso se note en el presupuesto destinado a la película.
«Annihilation» es una historia de ciencia ficción basada en una novela de Jeff Vandermeer. La adaptación viene a cargo del aclamado Alex Garland (director de «Ex-Machina») y está protagonizada por Natalie Portman (la dulce acompañante de Jean Reno en «Leon el profesional»), Jennifer Jason Leigh (siempre en mi memoria soltando tacos a gritos en la escena inicial del atraco de «Pulp Fiction») y Oscar Isaac (encargado de ser el nuevo Han Solo en la nueva trilogía de «Star Wars»).

Hechas las presentaciones, vayamos al grano.

Básicamente cae un meteorito en la Tierra y se crea una zona de exclusión limitada por una especie de muro de colorines. ¿Qué sucede en su interior?
Eso es lo que deben descubrir las 4 protagonistas de la historia. Quiero haceros una pregunta. Si esta película se hubiera rodado hace 10 años, ¿serían 4 mujeres o 4 hombres?
La película tiene 2 partes muy marcadas. En la primera se presenta a las 4 protagonistas y sus motivaciones para adentrarse en lo desconocido. Durante el viaje se genera un suspense y una sensación de abandono bastante grandes. No sabes qué está pasando pero sí sabes que nada bueno les puede ocurrir y que además están solas, sin contacto con el exterior…abandonadas.

La cabeza empieza a jugarles malas pasadas.

La segunda parte de la historia es cuando llegan al punto donde ha caído el meteorito. Ahí es cuando parece ser que repartieron alguna especie de alucinógeno en el rodaje y todo salta por los aires. La conclusión se me hizo larga y pesada. Me gustan los finales personales y arriesgados pero con interés. De repente perdí las ganas de saber la razón del meteorito y de las cosas que ocurren.

Para mi es un claro ejemplo de que lo importante no es el final si no el viaje que te lleva a él.
Una cinta interesante y desaprovechada al mismo tiempo.

Share Button

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies